SALUD POR DOS

A ponerse en forma con el Método Pilates

Pilates

Durante 8 meses disfruté de mi embarazo gemelar a tope, pero cada día que pasaba me iba sintiendo más como una enorme barriga andante. Ya a los 3 meses de embarazo mi panza había adquirido una buena presencia, a los 6 parecía que iba a salir de cuentas en cualquier momento y a los 8, en las pocas apariciones públicas que tuve, mi panza llegaba antes que yo!. Mi cuerpo se fue transformando poco a poco hasta terminar caminando a 45º inclinada para contrarrestar el enorme peso de mi panza, arrojando un saldo global de 26 kilos de aumento.

Sabía que luego tendría que ocuparme no solo de mis pequeños, sino también de recuperar ese cuerpito serrano que había dejado atrás y necesitaría un buen par de brazos para levantar mis mellizos y Pilates me puso en forma casi sin darme cuenta. Bueno, eso por decirlo de alguna manera, que según la clase, a veces salgo con infinidad de agujetas!

Fue así que tres meses después de dar a luz comencé con el Método PIlates. Si bien la frase de Joseph Pilates “En 10 sesiones sentirás la diferencia, en 20 verás la diferencia y en 30 te cambiará el cuerpo” no se cumplió al pie de la letra, un año más tarde, puedo decir que no se equivocaba, y quizás no en 30 sesiones pero con un poco más de esfuerzo, sí que hoy mi cuerpo es otro (aunque aún queden algunos kilillos por bajar…).

Si no sabes en qué consiste, te cuento que es un método de ejercicio físico en el cual se ejercita el cuerpo y la mente con movimientos suaves y constantes, lo cual requiere muchísima concentración en cada sesión. Pilates fue el creador de un método de entrenamiento físico-mental al que llamó Contrología, por primar el control de la mente sobre el cuerpo y que hoy mundialmente se conoce como Método Pilates o simplemente Pilates.

La filosofía del método Pilates se basa en seis principios básicos:

  1. Control
  2. Concentración
  3. Fluidez
  4. Flexibilidad
  5. Precisión
  6. Respiración

Es muy beneficioso especialmente durante el embarazo y posparto, ya que tonifica la zona del periné, un músculo que se sitúa en el suelo pélvico , así como el trasverso, un músculo más profundo, y los músculos de la espalda. Con la técnica Pilates, toda la fuerza se origina desde el centro de nuestro cuerpo, es decir, nuestro abdomen, los hombros y la cintura escapular.

Recomiendo Pilates para cualquier etapa de tu vida y si es posible tomar clases particulares aún mejor para tener un monitor que trabaje codo a codo contigo (y si es mi profesora, ya es la bomba!!), pero muy especialmente recomiendo el método durante el posparto, ya que la técnica te permitirá adquirir el tono muscular perdido, mayor fuerza, resistencia, la flexibilidad muscular y muchísima concentración, pero sobretodo, te brindará un espacio propio en el cual salir de la burbuja del mundo gemelar para luego volver a ella con muchísima más emoción y fuerzas.

(Visited 876 times, 14 visits today)

2 Comments

¡Tu comentario me hace muchísima ilusión! Gracias!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: