CRIANDO A DOS

Mamás y pañales: Caca, caquita, ¡cacota!

Cambio de pañal y la cacaHablar de temas escatológicos, o lisa y llanamente hablar de CACA,  no es plato de buen gusto, pero parece que el carnet de maternidad nos da derecho a hablar de este tema con amplia soltura, con gran conocimiento de causa, y que ¡ nadie se espante! , así que allá vamos.

Hace unos cuantos años atrás, escuchaba a mis amigas hablar y hablar de cacas, pañales  y el tema era circular y psicotizante; hoy me veo envuelta en las mismas faenas poco agradecidas y solo ahora las entiendo plenamente!

Las mamás hablamos de cantidad, consistencia, color, olor y frecuencia de las deposiciones de nuestros retoños con una naturalidad increíble. Y si de cacas hablamos, el tema que surge siempre son los pañales. Por suerte hoy en día contamos con la gran ventaja de los pañales descartables, que sino, además de limpiar culitos todo el tiempo, estaría el resto del tiempo lavando pañales! Aunque también está volviendo la onda eco de los pañales de tela y el tema ha abierto un gran debate.  Para gustos, los colores… pero cuando tienes mellizos,  te vuelves más práctica y tiras de las soluciones más eficaces como los pañales desechables.

Los primeros años toda tu vida gira en torno a tus hijos y las cacas ocupan un lugar de honor en ella. Sin embargo, dentro de este gran mundo escatológico, contamos con diferentes formas de abordar el mismo tema:

  • Mamás comunes:  cambian pañales cada vez que es necesario y está atenta a los síntomas anormales que se puedan dar en cuyo caso hablará con el pediatra.
  • Mamás alarmantes: –2mi hijo/a no hace caca hace dos días, le pongo un supositorio doctor?» Cada cambio de pañal se transforma en una angustia incesante y  una necesidad de constatar que el niño ha hecho caca y está sanito. Su tema de conversación gira en torno a su angustia y comentará las veces que ha estado a punto de ir a urgencias.
  • Mamás pasotas: Cuando le preguntan si el niño no va estreñido, no tiene ni idea de cuándo fue la última vez que hizo caca.
  • Mamás desbordadas:  no paran de cambiar pañales y aunque el pediatra le ha dicho que es normal, se sienten completamente desbordadas.“No tengo ni idea de cómo poner un supositorio a mi bebé porque mi hijo caga sin parar, no se salta ni una caca, uno de estos días en lugar de poner un supositorio intentaré con un tapón a ver si para de hacer caca!”
  • Mamás con nuevas experiencias: no solo cambia cada pañal religiosamente sino que a vivido en primera persona experiencias de caca en cascada y explosión en la espalda, un auténtico festival de shit art painting!!

Y tú, ¿ en qué grupo de mamás te encuentras?

Aquí os dejo una publi Argentina de pañales de hace algunos años que siempre he guardado con mucho cariño!

[kad_youtube url=»http://www.youtube.com/watch?v=gfaYxHSySk0″ ]

 

(Visited 895 times, 19 visits today)

¡Tu comentario me hace muchísima ilusión! Gracias!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: